Del “Mal mercado” al “No mercado”

AÑO 2012

2012 pasará a la historia como el año en el que se confirmó la disolución y la completa eliminación del mercado inmobiliario español.

El desconcierto creado en el sector como consecuencia de los movimientos regulatorios en el mundo financiero, ha generado la eliminación de cualquier tipo de referencia creíble dentro de este mercado.

La percepción general es que hoy “nada vale nada”. La psicosis está instalada en el mercado y dentro de él no hay nadie: no hay compradores, no hay desarrolladores, no hay financiadores, no hay credibilidad, no hay nada, “nada vale nada”. Esta es la situación que se transmite desde todos los ámbitos.

Sigue leyendo